Los escalofriantes chats de los rugbiers antes, durante y después del crimen

Los escalofriantes chats de los rugbiers antes, durante y después del crimen

"Fue una noche rara", "caducó" y "le dimos murra a uno", son algunos de los mensajes que intercambiaron los ocho imputados por el crimen de Fernando. Uno, incluso, esa misma madrugada gugleó varias veces si había noticias relacionadas con el hecho.

Los imputados Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23)- presentes en la sexta jornada del juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa, en Dolores.

La séptima audiencia del juicio que se lleva a cabo en Dolores por el brutal crimen de Fernando Báez Sosa en enero de 2020 estuvo marcada por la revelación de los escabrosos mensajes que intercambiaron los ocho acusados antes, durante y después del asesinato.

El encargado de exponer ante el tribunal los mensajes fue Pablo Laborde, el secretario del Ministerio Público Fiscal, quién antes había sido responsable de la reconstrucción del asesinato. El especialista, que había empezado a dar testimonio ayer a la tarde y continuó esta mañana, precisó que en el celular Iphone de Matías Benicelli se detectaron 5735 movimientos en dos días; esto es, envió de mensajes, fotos, ubicaciones y demás.

Laborde indicó que Benicelli compartía un grupo de WhatsApp con el resto de los imputados, llamado "Delboca3", en el que quedaron registrados los mensajes que fueron enviados antes y después del fatal ataque. “Estamos en la barra”, escribió Enzo Comelli a las 3.33 am y quince minutos después, a las 3.48 am, Máximo Thomsen avisó: “Vengan estamos re instalados”.

Lo próximo que se registró en el grupo de WhatsApp es el audio escalofriante que mandó Lucas Pertossi a las 4.55: “Estoy acá cerca donde está el pibe y están todos ahí a los gritos, está la policía, llamaron a la ambulancia... Caducó”. El que le sigue es uno que envió su primo, Ciro Pertossi, a la 6.06 que iniciaba lo que sería el famoso "pacto de silencio": “Chicos no se cuenta nada de esto a nadie”.

Más adelante, Laborde continuó con el celular del joven detenido y que quedó sobreseído de la causa. En esta ocasión se muestra solo una conversación que tuvo con su novia horas después de que se haya cometido el crimen. A las 6.21 am le envió una foto desde el McDonald’s junto al texto: “Esta noche fue rara, no me siento bien. Lo único que necesito es tenerte a vos en la vida, no dejes de hacerme el pibe más feliz del mundo”.

La respuesta de su novia llegó al mediodía del 18 de enero de 2020 cuando, preocupada,  le respondió junto con un titular del diario La Nación que hacía referencia al crimen en Le Brique: “No fueron ustedes, ¿no? Estoy preocupada”.

Del análisis del celular de Ciro Pertossi se desprende que no mantuvo conversación con sus amigos hasta pasadas las 6 de la mañana. Sólo un chat con una mujer, a las 5.00 am, en el que indicó: “Nos sacaron, nos agarró la policía y nos soltaron”. Minutos después la mujer le respondió: “What, ¿¿qué??”, a lo que Ciro le contestó: “Cuando volvamos les contamos”. “No hagan cagadas”, le advirtió la joven.

La siguiente charla ocurrió minutos después con una tal "Ana". “Ciro, contestame. Ya sé que estabas durmiendo, perdón. Machu y Enzo mataron un pibe”, expresó la joven haciendo referencia a la figura de Máximo Thomsen y Enzo Comelli. “Estamos bien todos. No pasó nada, no te preocupes”, le manifestó Pertossi. Lo llamativo es que durante la madrugada, antes de ser detenido, el joven buscó siete veces en el Google de su celular “Villa Gesell Pelea”.

Por otro lado, en el celular de Lucas Pertossi se halló un video que él mismo grabó a la salida del boliche Le Brique cerca de las 4.38 y que envió a las 4.41 al grupo “Los Locos”. Pertossi recibió dos audios como respuesta pero no se entiende que es lo que dicen ya que el sonido de ambiente del local bailable no permite identificarlos.

A las 7.53 am, 0Blas Cinalli le envió una foto con otros dos chicos, no identificados, a lo que Pertossi le respondió: “Yo lo único que quiero es tomar un vino y fumar flores”.

Laborde también dio detalles de la información contenida en el teléfono de Blas Cinalli. En esta ocasión se visualizó el grupo de WhatsApp “El club del Azote” integrado por 13 personas que viven en Zárate. Allí, a las 5.08 am, el imputado escribió: “Nos peleamos, ganamos contra unos chetos, los rompimos. Nos vamos al centro a premiar”. El mensaje fue acompañado por una foto de Thomsen y Ciro Pertossi.

A dicho mensaje uno del grupo, tampoco identificado, le contestó: “Representá a Zárate, guacho”. Minutos después Cinalli hizo referencia a un dato que reveló uno de los testigos: “Había un rubio que estaba agarrado a mi tobillo”.

A las 6.47 am alguien le preguntó: “¿Qué onda Blas, se dieron masa?”, a lo que el joven contestó: ”Dos convulsionaron, a uno lo mandamos al hospital, sin signos vitales”. Más tarde, Cinalli volvió a mandar un mensaje al grupo señalando: “Le dimos murra a uno con el Perto, lo recargamos a palos, pero mal. Vinimos corriendo a casa”.

Cada día se dan datos más escalofriantes del asesinato de Fernando. Que no quede impune este crimen tan cruel y sirva de antecedente para que no sigan asesinos sueltos.

Fernando no tuvo posibilidad de sobrevivir ni recibiendo ayuda médica.

Los asesinos sabían que lo podían matar y siguieron golpeando salvajemente.

#JUSTICIAXFERNANDO

Seguinos en IG: @Meridiano63

Seguinos en TW: @Meridiano63ok

Seguinos en FB: Meridiano63