Inicia el juicio por el crimen de Fernando.

Inicia el juicio por el crimen de Fernando.

Después de casi tres años del asesinato de Fernando Báez Sosa en la madrugada del 18 de enero de 2021 enfrente del boliche Le Brique de Villa Gesell (ubicado en la intersección de la Avenida 3 y 102), comenzará este lunes el juicio contra los ocho rugbiers acusados de matar al joven porteño de 18 años que había ido a pasar una semana de vacaciones junto a sus amigos. Desde las 9 y, a pesar de encontrarnos en plena feria judicial, los ocho acusados deberán sentarse ante los tres jueces del caso (María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lazzari) para enfrentar el proceso.

Máximo Thomsen, Blas Cinalli, los hermanos Luciano y Ciro Pertossi; su primo Lucas Pertossi, Enzo Comelli, Ayrton Viollaz y Matías Benicelli son los ocho rugbiers acusados, que habían ido desde Zárate hacia la localidad balnearia para pasar unas vacaciones. Sin embargo, a la salida del boliche en su primera noche asesinaron a Báez Sosa luego al golpearlo y patearlo, situación que le causó a la víctima un paro cardíaco por shock neurogénico debido a un traumatismo de cráneo.

Este lunes se dará inicio al debate oral en el Tribunal en lo Criminal Nº 1 de Dolores, en la misma sala donde hace más de dos décadas se realizó el histórico juicio por el asesinato del reportero gráfico José Luis Cabezas. Se espera que los rugbiers, quienes fueron trasladados en las últimas horas desde la Alcaldía Nº 3 de Melchor Romero en La Plata, donde estuvieron encerrados desde marzo de 2020, hasta la Unidad Penal Nº 6 de Dolores, asistan al primer día y presencien en vivo los testimonios de Graciela y Silvino, los padres de Fernando, que verán a la cara por primera vez a los autores del crimen de su hijo.

El juicio se espera que dure aproximadamente un mes, dado que habrá 22 audiencias por las que pasarán entre 130 y 170 testigos, entre los que se encuentran Juan Pablo Guarino y Alejo Milanesi, dos rugbiers que habían sido acusados en la imputación inicial pero que fueron sobreseídos por falta de pruebas.

Graciela Sosa, la mamá de Fernando Báez Sosa, habló a pocos días del inicio del juicio donde podrá ver por primera vez cara a cara a los 8 rugbiers que asesinaron a su hijo de 18 años a la salida de un boliche de Villa Gesell, el 18 de enero del 2020.

"La espera es un calvario de lucha de día a día. Nuestro dolor hace que todo sea más largo. Espero que la justicia actúe como debe hacerlo y al final le den la sentencia justa que sea perpetua porque asesinaron a Fernando de la forma más cruel, lo masacraron, no le tuvieron piedad", afirmó.

"Cuesta mucho ver los vídeos del antes, durante y después. Nos queda todo el tiempo en la cabeza que nadie lo haya podido defender porque hasta ellos mimos se encargaban de que no lo ayuden. Es muy triste, doloroso, ver el cuerpo de mi hijo tendido en el piso. Va a ser duro ver todo de vuelta pero queremos estar presentes en el juicio".

Con respecto a si tomarán medidas contra la localidad y el boliche gesellino Le Brique, Graciela respondió: "El año pasado cuando se cumplió un nuevo aniversario del asesinato con Silvino nos levantamos temprano para ir al altar de Fernando que se encuentra enfrente del local bailable. La imagen que vimos era que por todos lados había Policías, pero aquella noche fatídica no había nadie que pudiese haberlo defendido. Los mismos rugbiers se encargaron que eso no pasara".

"Nos preparamos con mucho nervio, angustia, pero tratamos de ser fuertes para llegar al lugar y que todo sea para Fernando. A nosotros ya no nos queda nada más doloroso de lo que tuvimos que vivir aquella noche cuando nos llamaron y nos dijeron que Fernando estaba muerto. Nos quedamos sin nada, ni ganas de vivir porque la vida que llevamos ya no es vida, por eso esperamos que la Justicia actúe", sentenció la madre de Báez Sosa.

Justicia para Fernando y sus padres.

Seguinos en IG: @Meridiano63

Seguinos en TW: @Meridiano63ok

Seguinos en FB: Meridiano63